martes, 24 de octubre de 2017

KILLING GUNTHER, broma con poca gracia.

Dir: Taran Killam (2017)


         Un grupo variopinto de asesinos a sueldo se unen con la misión de eliminar de la escena al mayor de todos ellos: Gunther. Un misterioso asesino que siempre se adelanta a sus movimientos.


         Que Killing Gunther no se haya estrenado en pantallas españolas no tiene nada que ver con la mala distribución de ciertas películas en los círculos patrios. Directamente es porque la película es mala. Mala y sin gracia.


        Si habéis tenido oportunidad de ver el trailer de Killing Gunther la cosa parece prometer. Tenemos un grupo de fantoches, todo hay que decirlo, a cada cual más patético y luego al tito Arnold tomándose el asunto muy a cachondeo. Pues bien: El grupo de fantoches es de fantoches, más bien penosos y, las bromas que realmente funcionan son muy pocas.


         Otra cosa de la que te puedes percatar es que la película usa la formula de falso documental en el que los cámaras siguen a los protagonistas tal y como ocurría en la divertidísima "Lo que hacemos en las sombras" pero donde aquella triunfaba esta sucumbe malamente pues le falta ir un paso más allá para realmente causar la carcajada en vez de simples sonrisas. En definitiva, le falta despegar y dar el salto a la comedia realmente absurda.


          Todo el asunto está perpetrado por Taran Killam, conocido por aparecer en Saturday Night Live, y digo perpetrado porque tanto guión como dirección son suyos. De hecho, la aparición de Cobie Smulders en un papel secundario se debe a que es la mujer de este desde 2012. El resto de rostros son semidesconocidos en circulos internacionales sin mencionar, por supuesto, a Arnold Schwarzenegger, el cual, para más dolor, solo aparece en los últimos 15 minutos de la película siendo, en parte, lo mejor de esta, ya que se ve que directamente el hombre se está tirando piedras sobre su propio tejado con un sentido del humor envidiable. 
Si querido lector, puede que pensaras que ibas a ver una peli del Chuache y entonces puede que ya te hayan dado gato por liebre, pero así es esto.

La Nota de La Noche.








No hay comentarios:

Publicar un comentario